La Catedral

publicado en: Sitios emblemáticos de Huelva | 0

Tras segregarse canónicamente de la Archidiócesis de Sevilla, la de Huelva elige el templo parroquial de la Merced para reconvertirlo en S.I. Catedral de la nueva Diócesis.

En 1953 Huelva se segrega canónicamente de la Archidiócesis de Sevilla y, por consiguiente, tiene que elegir un templo para convertirlo en Catedral, que además será sede del Cabildo Catedralicio.

De entre todas las iglesias de la ciudad, por su historia y fisonomía, es elegida la iglesia parroquial de la Merced que el 15 de marzo de 1954 se estrena ya como S.I. Catedral de la Merced, de Huelva.

El primitivo convento de la Merced fue levantado en 1605, para cumplir las funciones cultuales de la Orden de los Mercedarios Descalzos. De estilo inicialmente renacentista, fue convirtiéndose, por medio de sucesivas reformas, en una iglesia de tres naves y crucero central, separados entre sí por arcadas de medio punto. Sobre ellos, en la nave central, podemos encontrar una tribuna a cada lado de la nave con balcones que tienen un enrejado de hierro de forja. Estas tribunas terminan en el coro alto que se sitúa sobre la entrada al templo.

Poco a poco, el estilo del templo va evolucionando al barroco tanto en sus obras pictóricas, como el la arquitectura interior. En las naves laterales se distribuyen capillas y retablos, entre los que destacan el de la Virgen de la Cinta (atribuida a Juan Martínez Montañés), o el de San Lorenzo, con lienzo pintado por Herrera el Viejo.

Para desempeñar su función catedralicia, hubo que reformar el presbiterio de la iglesia e incorporar el coro para los canónigos. La sillería se extiende desde el altar mayor hasta el crucero.

La fachada es barroca, dividida en tres cuerpos que separan cornisas de ladrillo revocado. La inferior alberga la puerta de entrada y hace las veces de zócalo. La parte central constituye un gran retablo con hornacinas y esculturas en barro cocido, que están enmarcadas por unas pilastras y rematadas por una balaustrada, que dan paso a la parte superior en la que sobresalen las espadañas de las campanas.

Este tipo de iglesias, sirvieron para inspirar y configurar lo que en Latinoamérica se conoció como barroco colonial.

Quizás te interese...

Dejar una opinión